es el único momento que tienes absolutamente garantizado.

¡Es la Vida en Sí misma!